Posts Tagged With: metas

Érase una vez una Ayi vs. mi filosofia de la vida

Ayi. Personaje  encargado de la “limpieza”indispensable en todas las casas.

La historia empieza cuando llegas a China, alquilas un piso y en el precio te viene incluyo una Ayí para facilitar las tareas de la casa ya que en las grandes ciudades los individuos currantes tenemos el tiempo apretado… Me pareció perfecto, pero deducí que el sueldo que le debían pagar era bajo. Nunca pregunté.

En mi casa viene una mujer pequeñita, tranquila, serena, dice Ni Hao sonríe y se pone manos a la obra 3 veces por semana.

Empieza por la cocina y lava platos; pasa por el comedor y hace carreteras esquivando todos los objetos…  un boleo a los baños, algún día a los cristales de la puerta (Nunca las ventanas) barre, friega y “Bye Bye”.  A eso se le llama limpieza en China.

Pero hecha la ley, hecha la trampa… así que cuando quiero qué limpie algo que no “ve”, lo cojo y lo pongo directamente en el fregadero, esa es la señal (y una servidora aprende rápido). Ante el miedo de exigirle y la barrera del lenguaje, el fregadero es la respuesta.

Pensad que he llegado a dejar el CEPILLO del pelo en el suelo del baño, y lo ha esquivado… eso ni en Matrix. Un premio para la señora.

Por otro lado debo confesar que se la ve gente humilde, y yo soy de esas personas que todo el mundo me da pena, pero yo no le doy pena a nadie. Así que ya probé un día de que me fregara los cristales, pero ante el no rotundo y el estrés en su respuesta, pasé. Y como dice el dicho, si quieres hacer algo bien hecho házlo tu mismo.

A pesar de esta comedia de si me limpia, no me limpia, que si el fregadero… el top chiste llego esta semana. Me fui, me despedí de ella que estaba con los platos, y regresé a casa antes de lo previsto. PREMIO. La puerta estaba cerrada por dentro y tras llamar y golpear 100 veces me abre la Ayi.. “Ni bú ting ma???” (“que no me has oído???) Me dió la sensación que la Ayi se había estado duchando en MI BAÑO en mi ausencia (Mucho vapor, olía a champú y la puerta cerrada…) libro de reclamaciones YA.

Y ¿Qué se supone que debía de hacer en esa situación? Nada, ya me dio bastante cosa que me abriera y se fuera con la cabeza agachada…

Comenté la jugada con mis amistades de la ciudad, respuestas: “Ah, sí, es típico”, “La mía la encontrábamos con el pelo mojado”, “También hacen otras cosas”…

¡Qué alguien me cuente mas!

Dude en decírselo o no a mi casera, peor aprovechando la ocasión de mi visita mensual en su casa, y ya puestos con el buen rollito de que me invito a comer con ella, le saqué el tema.

En ese momento su Ayi estaba en su casa, pero en su caso la tiene hasta para cocinar, me hizo unos fideos chinos en un santiamén.

Mi casera se quedó sorprendida, pero tras una pausa me explicó la situación de las Ayis en la ciudad. Un tanto dura.

Las Ayis suelen ser mujeres de las afueras de la ciudad y viven en pisos compartidos o en comunidades. (y yo que pensaba que se iba para casa con su familia…) Entonces, pagan unos 10 euros mensuales por una habitación con baños compartidos, por lo que entiendo que no tienen una ducha con las mismas condiciones que nosotros. El objetivo, es guardar el máximo de dinero posible para llevárselo para su ciudad.  Mi casera me comentó que con su Ayí tiene un trato muy familiar. Cada vez que esta va a su casa le deja lavarse el pelo o lo que considere necesario. Pero claro, mucho a su pesar de la situación, no se pueden hacer as cosas sin pedir permiso, es una falta de respeto, esa fue la conclusión.

En momentos así  es cuando mas afortunada me siento, y cada día aprendo mas a agradecer lo que tengo  por encima de lo que no tengo. De verdad, vivir en un país como China, donde se aprecian los contrastes en el día a día, donde los planes, los proyectos y el trabajo cambia de un día para otro, te desarrolla a la fuerza una gran paciencia interior y el sentimiento de aprovechar el día presente sin pensar demasiado en un futuro aproximado por que como en la vida misma, es incierto.

Y esto lo puedo explicar rápidamente en mi experiencia personal:

Hoy me he pasado todo el día en casa empaquetando mis cosas, cambio de piso por que el actual se vende. Hace un mes no tenia ni idea del tema. Tener que reducir OTRA VEZ todos mis objetos personales en las 2 maletas (más bolsas…) me abre los ojos ante la idea de “simplifica tus pertenencias y simplificarás tu vida”.

Y es que hay que ver lo que he acumulado en un año en China, y luego salgo un mes de viaje y sobrevivo con 9 kilos (y me sobran). Que contradicción.

He realizado un primer filtro de ropa y se lo he regalado una bolsa a la Ayi, para su hija o quien sea. Pero no era suficiente. Así que por la tarde he realizado un segundo filtro y he reducido equipaje de nuevo. A estas horas apenas me acuerdo de lo que hay en esa bolsa… y es que no me da tiempo de usarlo todo. A la vez, siento liberación por tener esa voluntad.

La vida debe ser un ciclo y hay que renovarse.

Lo mismo me pasará ahora con la casa, pero a cada vez que cambio menos pena me da… estoy perdiendo miedo al cambio, el mayor miedo del ser humano. (Cambio de país, cambio de casa, cambio de pareja, el ser y no ser… el ciclo de la vida.) Hay que dejarse llevar, debe ser algo natural.

Lo mismo me ha pasado con el trabajo. Llevo un año en este país y no me he estabilizado con nada. Ahora estoy con mi 3er trabajo (sin contar con las horas extras como profesora de inglés). Para postres, este trabajo va a terminar en breve por que esta empresa de diseño lleva apenas un año en China y aún es insostenible con los proyectos, así que me van a remplazar por alguien de prácticas y ahorrarse mi sueldo. ¿Triste? ¿Frustrante? No, ¿por qué? Yo elegí esta guerra, nadie me mando a ella. Así que es gratificante poder demostrarme que soy válida para la supervivencia, y digo supervivencia por que hay temporadas mas duras y otras mas normalizadas, y, como plus, estoy viviendo a 15000km de Casa.

Es una experiencia de aprendizaje y de balance con mi vida. Además de que siempre encuentro algún que otro momento para mi ocio favorito, viajar.

Ya puedo sentirme satisfecha con conseguir eso. Y “¿cómo haces eso?” me preguntan muchas veces “Creyendo en mi , en mis sueños y en mis prioridades.”

Además de que hay que aprovechar que estamos en el lado “libre” de la sociedad. Las pobres Ayis o empleados – esclavos de por vida nunca podrán llegar a eso, y el motivo va mas allá de lo económico. Es cultural, su sociedad aún debe de aprender muchísimo y evolucionar para esa cambio. Lo veis, todo se basa en el “cambio”, probad en dar un giro a la vida y veréis que bien os sienta. Y no hablo de veniros a la China. Hacer pequeños cambios, e incluir nuevos detalles en la rutina de la vida también puede ser muy satisfactorio.

A cada cambio un nuevo reto, para cada reto una nueva meta. Veremos que sucede ahora, todo es impredecible, y mas cuando no creo en el destino. Eso es una mentida para quién necesita fe en algo.  Las energías son las que realmente mueven el mundo, pero el mundo propio de cada uno, son las que nos abrirán las sendas para las metas que nos marcamos.

evasáve.

Categories: Anécdotas chinas, De Dia, Peculiaridades y manias chinas | Tags: , , , , , , , , , , , , | 2 Comments

Create a free website or blog at WordPress.com.

El Crossumer de la Democracia

Blog sobre regeneracion democratica, politica, economia y ciudadania

Bucket List Publications

Indulge- Travel, Adventure, & New Experiences

El Blog del Viajero Independiente

Viajes al Sudeste Asiático