Posts Tagged With: Bicileta

Como salir a dar una vuelta en bicicleta y acabar en una sesión de fotos – Yunnan Día 4

El día se presentaba tranquilo, Vicky se quedaría en el hotel por temas de trabajo en una de las terrazas más tranquilas y más preciosas que nunca he estado.

En el hotel me ofrecen una bicicleta gratis, así que decidí pedalear hasta el gran lago y alrededores.

Empiezo el camino toda emocionada; aire fresco, temperatura esplendida, sin contaminación… hasta llegar a una zna del camino que esta inundado… observo los locales bordeando el camino como pueden, hago lo mismo. Termino con los pies llenos de barro.

Una vez bordeado sigo el camino, me cruzo con mujeres locales con armas de cultivo. Y es bien dicho que el miembro fuerte de las familias en Yunnan son las mujeres, son las que cultivan, las que traen la comida y las que cuidan del hogar. El hombre es un mandao pues, por que la verdad es que estas Naxi tienen cara de carácter y mala leche.

Avanzando el camino una moto-coche se cruza. Va a mi paso, me saluda de modo internacional “Hello!” Respondo y le persigo por que lleva un altavoz importante con musica china. Mi banda sonora hasta que se paro. “Bye Bye!”

Era todo muy tranquilo. cerca del lago se respiraba airé limpio, en el horizonte: barcas y pescadores. Trabajando, en la orilla señoras lavando la ropa. Una mujer local se me cruza y me saluda con una gran sonrisa. Tambien pasea un chino joven, pero con alguna descapacidad por que va vestido de soldado capitan y anda con deficiencia… estando sola en el cmaino da un poco de respeto, pero todo es inofensivo.

Les pido que me saquen una foto a un grupo de 3 chinos en bici, estos tenían programado dar la vuelta al lago en 10 horas. Increíble… Después de hablar me piden una foto conmigo (era de esperar…) al final me voy o no acabarían nunca.


Llego hasta un templo en el extremo derecho, entro y hay un señor comiendo pipas de espaldas a la puerta. Repito “Ni Hao” tres veces, a casa vez más agudo hasta que me escucha. Sólo quiero ser educada..o podría haber entrado sin decir nada. ¿Y para que la educación? Lo primero que me pide es dinero. Es increíble.. Eso me indigna. Vale sí, soy turista ( y ahí debe de pasar uno al año…) pero el templo esta destrozado, no tiene nada de especial y ni es famoso. Así qué  hago caso omiso. Le digo que no lo entiendo, cuando me saca un billete de 20 le digo que no tengo… Y me hecha. Entre palabra y palabra echo 4 fotos, pero me mete mano en la cámara… Se esta enfadando y yo le sonrío y le repito 谢谢! (Gracias!)
La verdad que en un año en China he visto demasiado templos como para que ahora me pidan pagar por uno que no tiene nada en especial… Esta bien que en las religiones te pidan la voluntad, pero no veo bien que se pierda la humanidad obligando a pagar una tasa cuando no tienen ni taquilla. No hay que abusar.

Me marque el templo como punto limite de la ruta hacia la derecha del lago, doy la vuelta, paso por el mismo tramo y prosigo la ruta hacia la izquierda, mujeres lavando, mujeres pescando, recogiendo las redes, comiendo. Sigo pedaleando. A lo largo del borde del lago las farolas son al mismo tiempo una instalacion de energia solar y heolica, imoresionante.

Llego al lado izquierdo del lago, donde debo meterme en el cuerno de del lago, un trocito de tierra que entra en el lago.
El sitio es realmente tranquilo, hay caracolas blancas chiquitinas por todos lados. Recojo algunas. Ando, observo los patos negros de pico blanco con mi mi prismático, respiro, me doy la vuelta y vuelvo a salir por la pasillo de bambú de la entrada.

Ahí es cuando empieza la “marcha”. De camino a la salida, me cruzo con un grupo de fotógrafos, llevan súper cámaras y están haciendo fotos al estilo paparazzi a 2 mujeres. Lo primero que pienso es que puede que sean las actrices del rodaje de anoche en el hotel… Paso pedaleando y zas, me roban una foto, les saludo y prosigo. A la milésima de segundo pienso en retroceder a ver la foto que me han echando con la súper cámara… Si ellos tienen morro, yo más! Además, si pudiera recoger la cantidad de fotos que me han hecho en China tendría un álbum! La última vez, pedí que me la enviaran por Mail (muy chula por cierto) y con esta quiero hacer lo mismo.

Me enseña la foto, nos reímos, no habla nada de inglés y ninguno de sus compañeros… (Hmm, si son del mundo del cine no me cuadra…) tras un intento de comunicación, me pide que me plante para otra foto; dudo, me río pero lo hago. Y a raíz de la primera foto… Miles. Pase de dar una relajante vuelta por un lago en el culo del mundo a estar enfocada por 6 objetivos de gran tamaño.

“Ponte Delante el Lago: ahora de lado; ahora sientate; espera que dejamos un pañuelo verde; mira hacia el Sol….”

Y de la Eva tímida y con las pintas de biciclista pasé a súper modelo… Que risas.

Al rato nos fuimos conociendo. Eran 4 hombres, 4 mujeres y un niño de 4 años. (por Buda! el 4 es el número chino de la mala suerte!!…)
No necesariamente eran todos pareja, la madre del niño no había venido, eran de Beijing.
Fotógrafos por afición, pero artistas por vocación. Y drivers (conductores) Hacen rutas en equipo por China. No entendí muy bien a lo que se dedicaban.

Después de la sesión me ofrecieron de ir a comer con ellos, es una invitación clásica por parte de los chinos (más si son adinerados) llame a Vicky que estaba en el hotel para tener una mejor comunicación con ellos y para que se uniera a la aventura.
Así qué cargaron mi bici en su furgoneta y para arriba.

Recogimos a Vicky, la comunicación mejoro al 100%.
Todos arriba de la furgoneta tipo hippies y carretera. Sabía que íbamos al pueblo del lado, pero el tramo me pareció más largo… Curvitas, vistas increíbles del lago con las montañas de fondo.
Parece que el conductor lleva viviendo en Dalí desde 10 años, por eso se lo conoce todo al dedo. Genial, vamos con un local, no hay mejor guía!

Llegamos al pueblo de Zhaogan, nos metemos por las callejuelas con la furgo y el coche, vemos un mercado local por las calles. La gente viste por lo normal de manera tradicional. Tiene UK encanto especial, pero tenemos que dar marcha atrás por que el paso esta cortado!

Damos la vuelta, bordeamos el pueblo hacia otra entrada. Las vistas son impresionantes. Hay una isla muy cerca, se ven barcas yendo y volviendo.

Desde arriba me señalan unas letras rojas que se ven a lo lejos pero en la orilla. “Ahí vamos a comer”.

Aparcamos. De camino al restaurante pasamos por un paseo totalmente reformado, un paseo marítimo al estilo europeo en toda su regla, que contraste!

Llegamos al restaurante, para picar: pescaditos y gambas fritas, todo revuelto en un plato. La terraza esta bajo unos árboles, el mobiliario son troncos sin pulir. Estamos en frente del lago, no se ve el final. Parece el mar.

Al rato nos pasan para la comida a una sala con vistas al mar. La comida va a ser a lo chino: mesa redonda, plato giratorio en el medio y muchos platos. Pescado, verduras locales, huevos revueltos, tofu, picante por todos lados, te y cerveza para beber.

Hablan, se ríen, se ríen de mi, me río de ellos. Entiendo de la misa la mitad… Pero es una comida muy agradable. A los chinos les gusta mucho presumir de lo que hacen y más cuando tienen dinero. Nos cuentan que hacen rallys por los desiertos de China, y que hacen rutas con varios 4×4 a varios destinos. Me fascina.

Acabada la comida, hay quien hace la siesta bajo el Sol, yo me termino el te en la terracita… El clima es primaveral.

Nos vamos, seguimos la ruta. El Niño chino casa vez me tiene más confianza, me corrige todo lo que digo en chino.. “No es Xu es Chu..” Y así muchas más sílabas, es bastante exigente para sólo 4 años.

Paramos en un puerto plagado de gaviotas, tiran 300 fotos a las gaviotas, no paran, las cámaras parecen metralletas… Me ofrezco para una gran foto: correr contra la puesta de sol asustando las gaviotas. Impresionante!

Una mujer vende pan para las gaviotas. El negocio del día.
Me alegro mucho por haber encontrado a este grupo, por que estamos haciendo una ruta muy bella.

Seguimos camino Dalí ciudad, pero a la zona antigua. Allí el conductor tiene una casa, y que casa! Parece una mini pensión pero bohemia-Fashion-China. Nos invita a te.

Como en toda mesa de chinos, hay una silla intocable, el cabeza de mesa. Además de estar posicionada ahí destaca por lo majestosa que es. Incluso yo, que en mi casa eso es indiferente, la evite al tomar la decisión de sentarme. Entonces llego él; con su gran barriga de happy Buda, su gran anillo con una piedra turquesa en el dedo meñique, y su collar del Tíbet de marfil y piedra atado con 3 vueltas en la muñeca del mismo brazo. Vamos, que él tampoco pasa desapercivido que digamos.

Nos enseñan los vídeos editados de sus rutas por el desierto, a mi me encanta eso, tienen un espíritu aventurero y las imágenes son espectaculares!
Al final voy a tener que creer en el destino, por que no me podía haber cruzado con gente más interesante.

Nos toca marchar para el hotel, tenemos media hora de camino y aún tenemos que cenar.
Intercambiamos contactos y nos despedimos.

Paseamos por las calles del casco antiguo. Acabamos en un indio, el servicio pésimo…pero la comida muy rica.

Y es que una cosa que me gusta 0 de China es como la gente trabaja sin ganas y además esa mala gana la trasladan al cliente… No intentan sonreír ni por un segundo, el servicio en la hostelería es pésimo, además de que suelen ser lentos… ( alguna excepción hay como siempre).

Menos mal que en el hotel nos tratan bien.

Taxi, ducha y a dormmir… mañana, con o sin sorpresas, será otro día mas.

Categories: Anécdotas chinas, De Dia, De Viaje | Tags: , , , , , , , , , , , | Leave a comment

Blog at WordPress.com.

El Crossumer de la Democracia

Blog sobre regeneracion democratica, politica, economia y ciudadania

Bucket List Publications

Indulge- Travel, Adventure, & New Experiences

El Blog del Viajero Independiente

Viajes al Sudeste Asiático